¿Hubo fraude en las elecciones del 7 de Octubre en Venezuela?

Hace más de un año me fui a vivir a Chile, siguiendo el camino que muchos otros venezolanos ya han recorrido. Yo creo que la decisión de dejar atrás tu ciudad, tu familia, tus círculo de amigos, el hogar donde creciste y donde seguramente conservas algo de cuando eras joven, es lo suficientemente difícil y personal como para no admitir críticas de otros: allí estás tu sólo, enfrentado a los temores que generan tantos cambios juntos y repentinos, con la única expectativa de procurarte un mejor futuro, esperando una oportunidad para regresar a tu país y recuperar las esperanzas de progreso.

Desde el momento que me fui me comprometí conmigo mismo y con quienes he luchado hombro con hombro contra este régimen que NO es democrático, en venir a votar en las elecciones del 7 de octubre a cualquier costo personal. Cuando aún no había ni siquiera un candidato electo por parte de la oposición, ya yo había decidido venir a votar y vivir las elecciones lo más de cerca posible: ganar representaba la posibilidad de tener alguna expectativa positiva de cambio en el futuro inmediato.

Soy opositor a Hugo Chávez desde 1998. Me incorporé activamente a la política en el 2002. Junto a profesores, compañeros y amigos de la USB, constituimos un grupo que defendió la Universidad contra la toma del rectorado por parte de trabajadores de la Simón Bolívar, a imagen y semejanza de lo que había ocurrido en la UCV en el año 2002 – 2003. Conozco de cerca los múltiples ataques que ha hecho este gobierno a las universidades, su profundo desprecio por la independencia de pensamiento y veo con tristeza como ahorca financieramente a todas las universidades que han sido críticas a este régimen, con la aprobación de presupuestos que no alcanzan para cubrir las necesidades anuales. Como liberal, se que las universidades podrían salir del ahogo financiero si fueran lo suficientemente autónomas como para cobrar matrícula a los estudiantes que puedan pagar, pero reconozco que no es posible pues todo el aparataje del Gobierno limita discursiva y legalmente cualquier solución posible, si con ello la Universidad gana  independencia financiera de los recursos del Estado. Al gobierno sólo le interesa mantener a las universidades bajo un control férreo. Aquí no vale la Autonomía Universitaria, ni la libertad de conciencia, ni la apertura para un pensamiento plural.

Volviendo al presente, estando en Chile tuve la oportunidad de asistir a un encuentro con Ramón Guillermo Aveledo (RGA) y la comunidad de venezolanos en el país. En el encuentro, RGA señaló cómo cada uno de los compromisos asumidos por la MUD se habían cumplido hasta el momento, lo cual debería dar una cierta tranqulidad de que se harían respetar los resultados el 7O, pasara lo que pasara. Nos explicó parte de la logística del 7 de octubre, así como las distintas instancias que permitirían hacer efectivo cobrar el voto, en caso de ser ganadores.

Con boleto aéreo Santiago – Caracas en mano, me puse en contacto con un amigo que trabaja en el Comando Venezuela, para pedirle trabajar con él el día de las elecciones. Quería ser testigo de lo que sucedería ese día. Como muchos venezolanos, sentía que había posibilidades reales de ganar. No voté por Henrique Capriles Radonsky (HCR) en las primarias: yo apoyé a María Corina Machado (MCM) pues su propuesta se acerca más a mis creencias ideológicas, pero al final de la campaña electoral, reconozco que HCR fue el mejor candidato que se pudo elegir entre los venezolanos, reconozco su esfuerzo y la energía que le puso a los tres meses en los que recorrió Venezuela. A nivel personal, sentía la esperanza de contarle a mis hijos cómo Venezuela había salido de la penúltima autocracia de América Latina y escribir la historia del país, como tantos venezolanos más que trabajaron ese día como voluntarios.

Mi amigo formó parte de una comisión encargada de resguardar las actas el día de las elecciones. A mi me fue asignado un centro encargado de preservar las actas de 11 parroquias del oeste de Caracas (Antímano, Caricuao, La Vega, San Pedro, Santa Teresa, Santa Rosalía, Macarao, Sucre, El Paraiso, San Juan y el 23 de Enero). Yo organicé la logística del centro el 7 de octubre. El Comando Venezuela proporcionó todo el apoyo político, material y humano para hacer efectivo el trabajo, elaborando planes, presentaciones, procedimientos, contactando representantes de los partidos políticos presentes como testigos el día de la elección, ubicando medios de movilización para el transporte de actas, en fin, todo. Creánme que es un operativo de magnitudes descomunales! Estábamos listos para defender el voto el 7 de Octubre!

 El día “D”, empezaron a llegar las actas a las 8:30pm. El procedimiento diseñado establecía que todas las actas debían pasar por mi, antes de pasar al resto del equipo. Las primeras actas recogían una mayoría para HCR, con un margen entre 10% y 30%. Pero a partir de las 9:00pm, empezaron a llegar masivamente actas de todas las parroquias, donde el comportamiento cualitativo era el siguiente: en 2/3 de las actas ganaba Hugo Chévez Frías (HCF), con márgenes de diferencia que iban del 20% y el 60%. El otro tercio era favorable para HCR, con un margen entre el 10% y el 30% o 40%, como comenté antes. Y hago énfasis en que este relato es cualitativo, pues nuestra función no era totalizar los resultados: para ello había otra sala encargada de esa tarea.

El comportamiento en una parroquia como El Paraiso, por ejemplo, puedo describirlo de la siguiente forma: en los centros de votación ubicados cerca de la Av. La Paz, Capriles ganaba hasta por un 30% de margen de votos. Pero en los centros de votación más alejados de la Av. La Paz, Capriles perdía por márgenes que iban desde el 20% al 40%. Espero que se interpreten bien mi observación cualitativa: esto no quiere decir que todas las personas que viven en los barrios (fabelas para mis amigos extranjero que leen este blog) de El Paraiso, votaron por HCF, ni que toda la clase media que vive en El Paraiso votó por HCR: hubo votantes de todos los estratos para ambos candidatos. Y esto nos lleva a desmitificar la noción de que sólo por Hugo Chávez votan los pobres.

Otra observación que noté fue la existencia de muchos centros electorales de UNA sóla mesa, donde el chavismo ganaba en una proporción de 90 a 10, en zonas donde como les comenté anteriormente, Chávez ganaba generalmente por márgenes de entre 20% y 40%. Más tarde me enteré que habian centros de votación instalados en la Planta Baja de los edificios de Misión Vivienda y que también habían centros de votación “controlados” por el chavismo. Pero aquí es necesario hacer una aclaratoria: todas las actas que yo recibí, fueron las que se entregaron a los testigos de la oposición. Esto significa que aún en esos centros de votación de una sola mesa “controlados” por el chavismo, hubo un testigo de la oposición que estuvo allí todo el día y que al cierre de la mesa, se quedó para abrir esa única caja, hacer el conteo manual de los votos y verificar los resultados contra el churro que arroja la máquina antes de transmitir el acta, así que allí no hay posibilidad de fraude.

En los casos de centros con más de una mesa, el procedimiento indica que se debe hacer un sorteo para abrir la mitad más una de las urnas y hacer el conteo manual. Para las mesas que no salen electas en el sorteo, uno asume entonces un comportamiento estadístico similar al de las mesas que sí se auditaron. Esto quiere decir que en un centro de 10 mesas, se auditan 6 mesas y se asume que las 4 mesas que no se auditaron tienen resultados parecidos y predecibles (si en las auditadas ganaba Capriles, por ejemplo, en las que no se auditaron debería ganar también Capriles, por ponerlo de la forma más sencilla posible). En las actas que recibí, verifiqué que en los centros de votación de hasta 14 mesas, el comportamiento estadístico fue similar.

Estos resultados sucedieron en Distrito Capital y son una apreciación cualitativa, basada en hechos reales.

¿Hubo fraude? No lo se… Si asistimos a las elecciones en condiciones de desventaja, eso se debe denunciar desde el principio, pero TODOS nos confiamos en que bastaba con hacer las cosas bien, desde el punto de vista político. Estas elecciones sirvieron para demostrar que más allá del tema político, existe un problema social profundo. En relación a las dudas sobre el Registro Electoral y los doblemente cedulados, estas dudas siempre han existido: mi teoría, es que desde el Consejo Nacional Electoral (CNE) se juega a mantener un registro electoral de dudosa confiabilidad para que siempre haya una cierta presunción sobre los resultados de cualquier elección. Sin embargo, aún así, ni las denuncias que se ciernen sobre el RE, ni las incosistencias ínfimas de las actas por votos nulos, más aquellos votos asignados a Reina Sequera cuando su partido le retiró el apoyo a HCR,  son capaces de explicar el resultado obtenido. Tampoco lo hacen las millones de denuncias sobre cedulados cubanos, chinos, iraníes, etc, porque un puñado de arena no hace una playa, aunque reconozco que puede sumar tierra para la costa. Deberíamos considerar fraude también las campañas de terror desde el gobierno, asegurándole a la gente que averiguarían por quién votarían y en general, cualquier acto que coaccione tu voluntad o te inhiba de pronunciarte políticamente. Pero las actas que revisé (entre un 30% y un 40% de Caracas) no hablan sobre fraudes en la totalización y mucho menos hablan sobre fraudes ocultos:  entiendo que ahora es nuestro deber descubrir esas otras formas de fraude.

Y aunque no podamos verificar indicios de fraude en las actas, lo más serio en este momento por parte de la MUD es verificar una a una las denuncias ciudadanas sobre las irregularidades el día de las elecciones y canalizarlas ante los organismos competentes. De no hacerlo, afectará su credibilidad y su autoridad moral en los venideros comicios. Al igual que Anibal Romero, tampoco comparto  el sentimiento de triunfalismo vano del que se han hecho eco los principales analistas de opinión, porque ciertamente los venezolanos vivimos una situación que nos agobia, nos preocupa y nos duele. NOS DERROTARON Y DERROTA ES DERROTA! Tenemos el derecho de exigir a los dirigentes actitudes más cónsonas con ese sentimiento de desazón, que si bien puede que no cambie los resultados, infundan más confianza y generen menos dudas acerca de en quienes confiamos.

Del lado de la sociedad democrática, que se opone a este régimen, entiendo también que moralmente es más fácil creer que hubo fraude generalizado y masivo, en lugar de plantarse frente al reto que significa asumir que nuestra sociedad no tiene una visión de progreso y futuro real, que no dependa del Gobierno (ni siquiera del Estado, porque las propuesta de HCR era “mejorar y legalizar” unos programas sociales que han terminado por convertir al pueblo en mendigos de la renta petrolera, creando una sociedad parásita que no tiene posibilidades reales de salir de la pobreza). No me parece sensato exigir revisar acta por acta y contar voto a voto, si esto nos aleja aún más de enfocarnos en ese problema social que tenemos. Es hora que los que decidan hacer su vida en Venezuela y aquellos que decidan trabajar en política, comprendan la magnitud del reto que tienen sobre sus hombros. Y también es el momento de que cada uno reorganice su vida, en función de sus objetivos y sus expectativas.

Si la sociedad ha coincidido en que la vía para el cambio es la electoral, debemos ahora trabajar en reforzar esa propuesta con consistencia. Pienso que el trabajo de aquí en adelante debe consistir en disminuir las posibilidades de fraude de nuestro lado: la Mesa de la Unidad debe mejorar los mecanismos de recolección, acopio de actas y su registro; se deben constituir unidades para la solución de denuncias el día de votación; se debe pedir al CNE auditorías sobre la data enviada y recibida por todas las máquinas de votación en todo el país, así como de los datos enviados y recibidos desde el CNE; se debe exigir la acreditación de testigos internacionales y deben haber campañas ciudadanas que informen sobre mecanismos de denuncia de irregularidades que permitan verificar esos fraudes ocultos que podrían existir y que no conocemos. Otra idea que he escuchado, consiste en unificar el RE con el Registro Civil para transparentar y depurar la información. Esas son las lecciónes que nos quedan después de este proceso electoral. Si no las ponemos en práctica, no tendremos la autoridad moral para exigirle a los casi seis millones y medio de votantes que confiaron en Capriles el volver a hacerlo.

About these ads

11 comentarios en “¿Hubo fraude en las elecciones del 7 de Octubre en Venezuela?

  1. Tu profe dijo:

    La coacción es parte del fraude que nunca se podrá ver en una papeleta de votación. Inclusive testigos y auditorías tampoco lo reflejarán. Me pareció interesante en tu relato lo de mesas donde HCF ganaba 90 a 10 pero anteriormente no era así, mesas en las viviendas de Misión Vivienda. Me puedo imaginar el siguiente escenario: supongamos que caló lo de que el voto es secreto, una persona en lista de ser beneficiada con vivienda votó por HCR pero le salió HCF en la papeleta por que la máquina tiene precargado los votos, ¿crees tu que iba a reclamar el error? ¿Haciendo su voto público? Yo creo que bajaría la cabeza y se haría el loco. Te digo que conozco chavistas que están muy tristes con los resultados, gente de Misión Vivienda que han perdido familiares a manos del hampa…..les pregunté por esa tristeza y me argumentaron dolencias, pero sus miradas se delataban, no me dijeron nada pues saben que podría hacerlo público….pero déjame decirte que estaban a punto de llorar. El CNE tiene una mayoría de estas mesas distribuidas por todo el territorio nacional, los electores de éstas están inscritos en las distintas misiones que ellos controlan. Calcularé la cantidad de electores de estas mesas, pero suman mas de un millón la última vez que miré para procesos anteriores.

    • guerraguilarte dijo:

      Profe, tiene razón en sus observaciones. Por eso agregué una parte final al post, con miras a ser más amplio. Muchísimas gracias!

  2. Livi belgrave dijo:

    Las auditorías siempre han resultado bien, las actas y el número de votos cuadran. De existir un fraude lo que se llama fraude, literalmente, tendría que ser uno del tipo electrónico, aquél que tanto han negado y renegado el gobierno y la oposición: una sóla acción, donde los resultados se invierten. De ser esto así, estamos condenados a perder y a perder. Pero como no se puede comprobar y la oposición insiste en que eso no es lo que sucede, yo lo desecho. El fraude al que nos enfrentamos es otro entonces. Es el del chantaje, el ventajismo y el poder económico ante el hambre y la necesidad de un buen sector de la población. ME LLAMA LA ATENCIÓN QUE LOS OPOSITORES NO HALLAMOS CAIDO EN CUENTA QUE HAY DEMASIADO TIEMPO ENTRE LOS COMISIOS DE OCTUBRE Y LA FECHA EN QUE SE TOMA EL GOBIERNO en ENERO. Son practicamente 5 meses donde la gente que depende de misiones y pensiones iba a estar sin cobrar. Cero aguinaldos, cero entrega de viviendas. Nadie duda que un tipo como el Presidente iba a hacerles pagar la traición. Tenemos que entender de una vez 1) que los chavistas no son todos unos cobardes y sucios, gran parte son víctimas, tienen muchos hijos y viven del gobierno 2) Que hay que ser mas creativos y adelantarse a las diversas estrategias que pondrá en practica el gob; 3) que la campaña de Capriles estuvo excelente pero la proxima vez tienen que reservar también un contingente de votos para a ultima hora de la tarde porque nadie me quita de la cabeza que si para algo sirve la tecnología que tiene el CNE es para saber qué porcentaje de votación va teniendo cada uno de los candidatos en tiempo real. Eso es lo mínimo que saben y que podría justificar tanto gasto en tecnología.

    • guerraguilarte dijo:

      Existen muchas formas en las que el gobierno podría saber quien ha votado por él y quién no y a partir, sacar a la calle a los votantes que necesitan para completar una victoria. Se me ocurre, por ejemplo, que las máquinas captahuellas actuales, que sirven para activar la máquina de votación, podrían enviar la data al CNE y cotejar la huella Vs la lista maisanta. Otra, por ejemplo, es que las máquinas de votación esten todo el tiempo conectadas a la red de datos del CNE. Por último, también se podría pensar en un fraude en el propio CNE, cuando llegan los datos. Esos son algunos ejemplos. Pero no creo que de nuestro lado, tengamos forma de reservar un contigente de votantes para las últimas horas de la tarde y no creo que se pueda sacar ventaja electoral de esa forma. El voto de la gente es aleatorio: si encuentran mucha cola, podríamos pensar que se van a su casa, pero en estas elecciones la participación fue de 80%. En caso de que al regresar a la cola hubiesen encontrado que alguien ya voto por ellos, se han debido registrar muchisimos casos de usurpación de identidad. Y no conozco la magnitud de las denuncias a causa de esta irregularidad (pero sin dudas, no han sido muy difundidas en los medios hasta ahora).
      Yo también creo que el Comando Venezuela debería publicar una página con las denuncias registradas ese día. Al menos yo no siento que las denuncias del día de la votación reciban un tratamiento transparente.
      Con todas estas observaciones, lo que más me llama la atención es que quienes hicieron denuncias ese días, no hayan denunciado un fraude y que quienes denuncian fraude, no tengan una prueba concreta que lo confirme. Entre esas dos posiciones hay un divorcio que lógicamente no me cuadra. Pero tampoco me arriesgo a confirmar que no pueda surgir una voz que racionalmente pueda darme argumentos para apoyar el fraude…

  3. Que UNA PERSOÇNA que solo vio actas no entendiera el fraude NO ME DICE NADA. FRAUDE HUBO,HAY Y HABRA mientras viva la roboilusion.

    ¿Cuantos de esos “testigos” de oposicion eran en realidad “oposicion” y no infiltrados? ¿Cuantos fueron comprados o extorsionados?

    Si habia muchos centros de votacion d 1 mesa muy cercanos, ¿Cuantas cedulados multiples votaron en TODOS ELLOS? EN FIN,EL FRAUDE ES MULTIPLE. Y uno de los MAS GARRAFALES errores q se comio la oposicion es que “testigo mata fraude”, y a los resultados obtenidos me remito. Ya de por si que exista una ABRUMADORA diferencia entre el comportamiento de centros MUY CERCANOS constituye un FRANCO FRAUDE.

    El que no tiene conocidos y amigos en zonas populares le pueden CAER A MOJONES,sobre como piensan alli, A MI NO: cota905, lebrun, catia, ETC. Y la mas clara MANIFESTACION sobre el NULO apoyo popular al regimen son sus propias marchas con cientos y miles de autobuses tarifados.

    Por ULTIMO, me cale tu “articulito”, lo lei, AHORA TEN LA DECENCIA DE PUBLICAR ESTE POST CON LINKS QUE REFUTAN TU “TEORIA”:

    http://fraudecne.blogspot.com

    y

    https://www.youtube.com/watch?v=tmZldZLQ1v4

    Y finalmente ve este video largo, PERO FULMINANTE

    Si despues de ver TODO ESO siguen creyendo en PLUMIFEROS IMPREGNADOS…

    • guerraguilarte dijo:

      Los comentarios están moderados para evitar el spam: no para evitar comentarios, que aunque no comparta, presenten argumentos interesantes o alternativos.
      Saludos

      • Yehoshua Sardi dijo:

        El comentario del amigo sobre tu articulo esta bueno, tú crees que con colocar ese poco de monte seco vas a convencer a la gente que no hubo fraude estas equivocado, fraude hubo y la directiva de la oposición no hizo nada y acepto desde el primer momento, esto da a pensar que las manos de esa gente fue mojada, yo no voy a votar en las elecciones regionales, el que quiera ir y siente que debe ir que lo haga pero yo no voy a legitimar la trampa orquestada por Chávez y la oposición.

      • guerraguilarte dijo:

        Yo digo lo que vi: no espero convencer a nadie. Yo en el post no reniego de fraude ni de trampas: sólo digo que las actas no hablan de esos fraudes y que ahora hay que ir a buscar esas pruebas de fraude en otros lugares.
        Es muy fácil señalar o culpar a la gente que ese día trabajó y que ha salido a señalar dónde no hay pruebas de fraude, pensando que son pagados por el régimen o que están contentos con los resultados: los voluntarios que trabajamos ese día NO tenemos la culpa de los resultados. Creo que todos tenemos una cuota de responsabilidad al aceptar las condiciones impuestas de antemano y esa cuota de responsabilidad es ineludible: no podemos renegar de ella NINGUNO de los que votó por Capriles.
        Saludos

  4. andreina vegas dijo:

    si. este gringo pajúo es el único honesto. TODO el resto del país esta metido en el fraude. el delirio de este señor es inverosimil…
    yo participé en el conteo de los votos en papel (auditoría) y la totalización de las actas y todo estuvo perfecto. Cualquier persona que tenga dos dedos de frente y PARTICIPE en comprobar si hubo fraude se dará cuenta que los resultados son los que son. Esta vez no llegamos.

    • guerraguilarte dijo:

      Gracias, Andreina! Lo que nos ha sucedido como país es una tragedia. Hablar de fraude parte de la base de creer y saber que efectivamente somos más. Pero a ciencia cierta, nadie sabe si es que es cierto!!! Para eso son las elecciones!
      El post sólo dice lo que vi, pero sigue dejando abierta la pregunta. No se trata de que los venezolanos creamos ciegamente en el CNE: muy por el contrario, el órgano electoral debe estar permanentemente bajo escrutinio público y sometido a más auditorías que efectivamente garanticen la transparencia del voto. Por ejemplo, saber la cantidad de data enviada y recibida por cada máquina de votación: la cantidad de data enviada desde las juntas regionales, etc. Debemos pedir más y mejor información continuamente, nunca descuidarnos y reforzar también del lado de la MUD, los mecanismos de preservación de las actas. Insisto también en que se canalicen las denuncias hechas ante el Comando Venezuela. Pero, por otro lado, pienso que el creer firmemente que es otro fraude, nos aleja de encontrar una solución que nos permita asumir las divisiones de nuestra sociedad.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s