Algunas diferencias entre Chile y Venezuela (parte I)…

Cuando me vine a Chile, recuerdo que una querida profesora de la universidad me comentó que no deberían haber muchas diferencias entre Chile y Venezuela (dos países latinos, sujetos a los mismos complejos y circunstancias históricas hasta parecidas). Es cierto: desde la frontera mexicana con EUA hasta el extremo sur de la Patagonia compartimos el idioma, el legado histórico que nos dejó la conquista de España y un pasado colonial marcado por guerras civiles, caudillos y dictaduras. Pero hay mucha distancia entre Chile y Venezuela como para creer tan siquiera que nos parecemos, desde detalles sutiles hasta cosas que realmente marcan la diferencia.

Yo, por mi parte, siempre quise vivir en otro país. Quería apreciar esos detalles que marcan la diferencia: criticar y valorar mis  costumbres y tradiciones desde la otra acera, desde la acera de quien descubre que hay otro modo de hacer o pensar las cosas, tan correcta o equivocada como cualquier otra y cuyo juicio sólo depende de nuestra apreciación subjetiva.

Este es el primer post acerca de este tema! Espero que hayan muchos más! Espero seguir conociendo y descubriendo nuestras diferencias y que las haya! Nada mejor que descubrir al otro para descubrirse a uno mismo, como quien se identifica en un espejo. Se requiere de mucha empatía y tolerancia y vaya que emigrar te pone a prueba desde todo punto de vista!

Concesionaria Autopista Vespucio Norte

Autopistas y vías públicas

Recuerdo que mi primerísima impresión apenas salí del aeropuerto, fue observar con asombro el estado de las autopistas y carreteras. Vamos que he manejado en EUA y conocido varias ciudades latinoamericanas (Bogotá, Oranjestad, Puerto España, Santo Domingo, Kingston, entre otras): también conozco un poco Madrid y Barcelona y se que Venezuela es el peor patrón de referencia en materia de infraestructura vial (sin que caigamos en detalles del porqué) y sin embargo, comparado con esos otros países, desde que uno sale del aeropuerto hasta que llega a Santiago,  se maravilla no sólo por el excelente estado de las vías sino la señalización dentro de los túneles, comparable con Madrid.

Al pasar debajo de unos parales en la vía, suena un bip en cada vehículo que transita: son los TAG’s que se instalan en los vehículos y se encargan de cobrar por uso de la vía. Bromeaba un amigo que mientras el terremoto del 2010 provocó la explosión de cientos de transformadores en la ciudad, la única energía que NUNCA dejó de funcionar era la utilizada para alimentar los TAG’s en la vía al aeropuerto. Los TAG’s son impelables: ningún carro se salva cuando pasa debajo del paral. Y por caros que puedan parecer (más o menos un dolar cada vez que uno pasa), lo cierto es que permiten mantener el buen estado de la vía que conecta Santiago con el Aeropuerto. Pocos santiaguinos se quejan del TAG (al menos todavía Camila Vallejo no lo ha hecho – o yo no los he escuchado) y entienden que el proceso iniciado en los noventa y que concesionó muchas carreteras y autopistas, ha permitido no sólo mantener la infraestructura vial sino adaptarla a los nuevos tiempos, con altos estándares de calidad, mientras se adecua a las nuevas demandas de capacidad. Además, cada autopista tiene un call center donde atienden quejas y reclamos y donde te prestan asistencia vial (incluido servicio de grúa) con tiempos de respuesta garantizados en 15 minutos o menos, de manera de despejar el tráfico que ocasionan las colisiones o vehículos accidentados. ¿Qué dirían en Venezuela si se pusiera un TAG en la autopista de Prados del Este? Seguramente saldríamos a protestar alegando que se está cercenando el derecho a la libre circulación, consagrado en nuestra fabulosa carta magna. Pero realmente se puede circular libremente por una autopista llena de baches? Se puede circular libremente cuando el tráfico no te deja avanzar, porque seguramente hay 8 carros accidentados en la vía que llevan horas esperando por una grúa? No lo creo, digo yo!

 Aceras y calzada

Lo segundo que impresiona al visitar Chile es el estado de las aceras y calzadas. No es para menos: son aceras amplias, limpias, con un borde vegetal donde habitan árboles que dan sombra al calor del verano. Aunque llegué en pleno invierno, nunca vi una acera donde no se pudiera caminar por la cantidad de hojas acumuladas, ni siquiera vi las bolsas negras de basura donde se recogían las hojas! Todas las mañanas religiosamente los conserjes de los edificios barren las aceras, pero seguramente lo hacen más de una vez al día pues en el camino de regreso del trabajo a la casa, bien entrada la tarde, tampoco llegué a ver alguna capa de hojas que denotara descuido en las aceras.

Las aceras en Providencia y Las Condes (dos comunas de Santiago que son mi mejor referencia) son para el peatón, como debe ser! No hay automóviles estacionados, no hay motos: apenas si hay bicicletas! En la Av. Bilbao hay una ciclo vía y una pista de trote y el resto de las aceras son compartidas entre peatones y ciclistas. ¿Bolsas de basura? Lástima que formen parte de la decoración de mi querida Caracas (y del resto de las ciudades del país). ¿Raíces que rompen el pavimento? Tampoco hay, pero no todo es color de rosa, pues en las calles de Santiago prolifera un árbol llamado Plátano Oriental que en primavera es responsable de todas las alergias y que atormenta a los santiaguinos entre Noviembre y Diciembre.

En este punto, aclaro que es lo que he visto de Providencia, Las Condes y hasta Ñuñoa, tres excelentes municipios, si bien puede ser que no esté interpretando la realidad completa.

Conserjes: modus vivendi

Algo bien impactante para mi fue descubrir que los conserjes de los edificios en Santiago no vivían en el edificio. Después de todo, ¿porqué yo como propietario tengo que darle vivienda y además pagarle el salario a alguien para que mantenga el aseo de mi edificio? ¿Porqué no puedo ocuparlo solamente durante el día, como ocupa la persona que viene a limpiar en mi casa o como ocupo un plomero o un jardinero?

El concepto de los conserjes es una persona a la entrada del edificio que recibe la correspondencia y vigila las instalaciones del edificio, a toda hora. Junto con él, hay personal de limpieza que diariamente cumple con las labores de aseo y mantenimiento. Con esto, se logran dos cosas:

1) Mejor aprovechamiento de los espacios: donde deberíamos encontrar una conserjería, en su lugar, hay gimansio, lavandería u alguna otra intalación, para beneficio de todos los propietarios.

2) Empleados que cumplen mejor sus labores, puesto que no se adueñan de la conserjería y se pueden reemplazar más fácilmente. Bien quiero ver a un conserje adueñándose de una conserjería como ahora se plantea en Venezuela o de alguno que no cumpla sus labores, como sucede en mi edificio en Venezuela. Y aunque me puedan decir desde “insensible” para arriba por los conceptos que acabo de emitir, lo cierto es que pienso que es la mejor opción y lo más práctico a la hora de la verdad.

Por ahora, es todo en este post. Vendrán segundas partes, mejores que la primera! Saludos!

5 pensamientos en “Algunas diferencias entre Chile y Venezuela (parte I)…

  1. Adriana Alzate Rodas

    Chile es un país maravilloso, que te ha dado su cara amable, y espero que sea la que siempre te dé, como todo tiene su lado malo, en general mi balance sigue siendo positivo, creo que un poco de compañía afin en valores cultura y porque no en acento, las cosas mejoran aun mas….

    Responder
    1. guerraguilarte Autor de la entrada

      Con motivo de tu comentario, volví a releer el post! Te comenté que la importancia de un blog es poder registrar lo que piensas en un momento determinado! En el momento en que lo escribí, me sentí de esta forma y aún sigue teniendo plena vigencia ese parecer: vías, aceras y conserjes! Me falta escribir sobre la parte humana: con sus bemoles, aprecio positivamente muchísimas cosas y hay otras que extraño como no te imaginas (por ejemplo: tomar té en Kepén del San Ignacio con mis panas). Y en tu comentario, resumes perfectamente lo que más valoro en estos momentos: compañía afín en valores culturales y afín a nivel personal: vamos, que no me considero tan complicado, pero no creo que sea tan básico! Las cosas mejorarán… estoy seguro!!!!🙂

      Responder
  2. camila

    No puedes compara a Chile con Venezuela teniendo dos de las comunas mas ricas de Chile como referencia, Las Condes y Providencia, donde el costo habitacional es mucho mas caro que en el resto de la ciudad, creo q para formarse un criterio apropiado y correcto sobre una ciudad o país, debes comparar cosas equiparables, por lo que si usas Las Condes y Providencia, deberias compararlo con los barrios altos de tu ciudad, donde yo no creo que la veredas (aceras) estén sucias.

    Responder
    1. guerraguilarte Autor de la entrada

      Porque vivo y conozco los barrios altos de Caracas (que aquí le dicen Urbanizaciones), puedo hacer la comparación! Además, dije bastante claro: “En este punto, aclaro que es lo que he visto de Providencia, Las Condes y hasta Ñuñoa, tres excelentes municipios, si bien puede ser que no esté interpretando la realidad completa.“. La realidad es que el problema de la basura en Venezuela es bastante grave y podrías notar la diferencia si vinieras un tiempo aquí. Yo percibo en Chile, en lineas generales, preocupación por el mantenimiento de las cosas. Aquí en Venezuela, comprendí hace tiempo que la situación económica te lleva a un descuido general que hace que la gente se olvide del mantenimiento preventivo (o manuntención, como se dice en Chile). Debo escribir la segunda parte del post, pero lo tengo en el borrador!
      Saludos!

      Responder
  3. Alberto Rodriguez

    Bueno amigo ahora que puedo leer tus palabras, creo que tienes razon en mucho y mas hoy en la actualidad de nuestro pais Venezuela donde podemos observar el S.O.S en el que vivimos. Es triste pero una realidad en donde las empresas estan paradas por falta de materia prima, donde los hospitales no tienen insumos, donde los mercados no tienen nada, donde la delicuencia es cada dia mas grande, donde no hay oportunidad de estudios para todos los venezolanos por falta de apoyo economico a las universidades autonomas y publicas ya que no todos tienen una ayuda economica, en donde muchos venezolanos no tienen trabajo, en donde los delicuentes estan con el gobierno, donde las carceles no hay ley sino que dentro se hace lo que le de la gana, es triste ver como el bolivar cada vez esta mas por el piso, es triste ver como no hay nada, como se hacen colas y colas para un pollo, una leche y una margarina..! Vivimos en una realidad muy triste.. Que tristeza es ver a nuestro pais Venezuela, tierra de Gracia donde hay hermosuras y para mi el mejor pais del mundo este como este.😥 como Venezolano totalmente orgulloso me siento triste por ver a mi querida venezuela de esta manera.! Creo que es momento de abrir nuestros ojos..! Dios bendiga a mi Venezuela y haga justicia y paz sobre ella. Bendiciones

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s