Carta abierta a José Miguel Insulza

Washington

Esta carta fue enviada al diario LA TERCERA como respuesta a una entrevista hecha a Josè Miguel Insulza por ese medio.

Hoy, cuando el régimen de Nicolás Maduro declara que no permitirá la intervención de la OEA, creo que adquiere más vigencia.

Santiago de Chile, 28 de Febrero de 2014.

Secretario General de la OEA

José Miguel Insulza

Presente

Me dirijo a Ud. en oportunidad de la carta dirigida al pueblo de Venezuela de fecha 22 de Febrero de 2014, titulada “El diálogo es el único camino” y la entrevista publicada por El Mercurio de fecha 28 de Febrero de 2014, donde expresa su postura y dicta la pauta de lo que será su proceder como Secretario General de la OEA en relación a la situación que vive mi país.

La oposición democrática ha intentado dialogar con el régimen chavista desde el año 2002, año en que el secretario general de la OEA, César Gaviria, participó en la Mesa de Negociación y Acuerdo entre el Gobierno de Hugo Chávez y las organizaciones políticas y de la sociedad civil que conformaban la Coordinadora Democrática. El resultado de dicho diálogo quedó plasmado en un acuerdo que, de haberse cumplido, habría evitado la situación que vive Venezuela hoy en día. Posterior a ese acuerdo, la OEA y su organismo adjunto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, han recibido innumerables denuncias sobre atropellos y violaciones de DDHH por parte del gobierno chavista, sin que hasta ahora haya una sola resolución de la Corte Interamericana no favorable al Gobierno chavista, que haya sido acogida por el Estado venezolano. En ese contexto general, quiero llamar su atención sobre el diálogo que pretende invocar en la sociedad venezolana.

La campaña de represión y provocación durante las protestas de oposición, el atropello recurrente a los DDHH denunciado públicamente por las víctimas de los abusos y registradas con video por testigos presenciales de dichas violaciones, las persecuciones políticas y la censura a los medios de comunicación independientes que están ocurriendo en Venezuela en los últimos días, configuran un panorama que requiere una posición menos complaciente de parte del organismo que Ud. representa y más cónsona con los principios que defiende la organización, según se expresa en la Carta Democrática Interamericana.

Los venezolanos no pedimos que la OEA deponga al Gobierno de Nicolás Maduro, pero si una posición menos timorata que vele por el ejercicio efectivo de la democracia y que ayude a cimentar las bases para dicho diálogo. Efectivamente, hace falta diálogo para encontrar una salida a la crisis actual, pero no es menos cierto que el diálogo requiere de unas ciertas condiciones de quienes detentan el poder en estos momentos. Ante la ausencia de esas condiciones, cuestiono su posición de “no intervenir en Venezuela” mientras Ud esté a cargo de la OEA, con los siguientes planteamientos: ¿eso significa que la OEA permanecerá silente en esta crisis? ¿cómo pretende invocar el diálogo sin condiciones mínimas que permitan que las partes se sienten en la mesa? Y sobre todo: ¿qué papel efectivamente está cumpliendo la OEA como defensor de la democracia en el continente? Sería interesante entender el contexto en el que invoca el diálogo, mientras se lava las manos estando a la cabeza de la OEA.

 Sr. Insulza: las sanciones no sólo deben aplicarse en aquellos casos de ruptura del hilo constitucional como sucedió en Honduras, sino también cuando algún gobierno constituido en funciones viole flagrantemente los artículos y principios allí establecidos. En épocas pasadas, Venezuela fue el defensor más acérrimo de la democracia en el continente. Hoy en día los venezolanos tan sólo esperamos que los organismos garantes de la institucionalidad a nivel internacional, actúen de acuerdo a los principios que dicen que los rigen, de forma de hacer tangibles sus deseos de paz y unión para los venezolanos. La indiferencia no nos ayudará: por el contrario, nos sumará en la polarización y el caos y retardará la búsqueda de una solución a nuestra crisis.

                                                                           Desde Chile, un venezolano.

                                                                                                       Omar Guerra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s